barcelona arquitectos

barcelonarquitectos

Finn Juhl


Finn Juhl (30 de enero de 1912 - 17 de mayo de 1989), danés, aunque arquitecto y diseñador de interiores, fue más conocido por sus extraordinarios diseños de muebles, sobre todo en los años 40, y por ser el más notable introductor en los EEUU del diseño nórdico.

Después de graduarse en arquitectura, trabajó durante 10 años en la firma de arquitectura de V.Lauritzen, donde también había sido aprendiz como estudiante. En esta etapa, Juhl fue responsable de gran parte del diseño interior de la sede de la emisora nacional Danmarks Radio, una de las tareas más destacadas de la firma. En 1943 recibió el Premio Hansen para jóvenes arquitectos.

En 1945 se estableció por su cuenta en Copenhague, especializándose en diseño de interiores y muebles, aunque su experiencia en este campo empezó bastante antes, en 1937, cuando comenzó una colaboración con el ebanista N.Vodder, que continuaría hasta 1959, exponiendo diversos trabajos, que, como todos sus obras de entonces, se producirían en tiradas muy cortas, ochenta unidades máximo, aunque fueron casi todos reeditados más adelante a mayor escala.

El primer trabajo de Juhl fue muy controvertido, la silla Pelican, de 1939, que fue caricaturizada como una "morsa cansada"; a pesar de las dificultades, la obra de Juhl comenzó a influir en el estilo de los hogares de la época, aunque no alcanzó el prestigio local de Børge Mogensen o Hans Wegner, quizás menos atrevidos en su inspiración.

En 1948, Edgar Kaufmann, del Departamento de Diseño Industrial en Merchandise Mart en Nueva York, recorrió Escandinavia buscando nuevas líneas de diseño, y quedó impresionado por el trabajo de Juhl, introduciéndole rápidamente en el mercado estadounidense. En 1951 participó en la exposición Good Design, en Chicago, con enorme éxito. En la Triennale de Milán ganó un total de 5 medallas de oro, aumentando exponencialmente su reputación internacional y convirtiéndose definitivamente en una figura de alcance mundial.

Juhl también creó refrigeradores para General Electric, cristalería, cerámica, diversas líneas de mobiliario, y fue diseñador de interiores de cabecera de diversas Instituciones, incluidas las Naciones Unidas.

Aunque en los 60 y los 70 su obra perdió cierto interés, ésta ha vivido un fulgurante renacimiento en la última década, convirtiéndose en un auténtico clásico del diseño.

 

barcelona arquietecto