barcelona arquitectos

barcelonarquitectos

“¿Podríamos relajarnos en el vacío dejado por un sillón?”


How Hight the Moon, Shiro Kuramata (1934-1991)

 

Fue estudiante de arquitectura y diseño en Tokio, para fundar su propio taller en 1965, desarrollando una amplia labor como arquitecto de interiores y diseñador de muebles, siempre trabajando en la escala pequeña, hasta que en 1988 se instaló en París donde forjó su prestigio más allá del Japón, aún hoy vigente.

 

La poesía, el humor, el minimalismo y los juegos de ligereza o transparencia son los rasgos característicos de sus diseños, que han ganado casi todos los premios posibles y se encuentran en exposiciones museísticas en todo el mundo. Las piezas originales de Kuramata, muchas veces escasas en producción, alcanzan importantes cotizaciones entre los entendidos, como la que nos ocupa en este post, que se subastó en 2013 en Chistie’s de Nueva York por 23.000$.

 

La butaca de 1986 (producida hasta 2009, en una serie limitada) “How Hight the Moon” (como cierto tema jazzístico de Ellington) es uno de los ejemplos más reconocidos de su trayectoria. El sillón de forma tradicional, redondeado, con brazos voluminosos, transmuta su envolvente en una superficie adaptada de rejilla metálica (acero niquelado), cambiando todas sus características perceptivas por otras nuevas: volumen por ligereza, peso por transparencia, mate por brillo, suavidad por rigidez, clasicismo por modernidad, función por sugestión….Incluso las patas sufren la misma transformación.

 

El aire encerrado por el sillón (no hay divisiones internas en el volumen) se acaba convirtiendo en el protagonista, invirtiendo sus cualidades volumétricas convencionales. Esta desmaterialización le confiere una adaptación a todo tipo de espacios, que la ha hecho protagonista en salones, vestíbulos comerciales, edificios de oficinas, museos…diseñados por decoradores o arquitectos de cualquier sensibilidad desde su creación.

 

Un clásico más

 

 

 

barcelona arquietecto