barcelona arquitectos

barcelonarquitectos

¿Hay un por qué del éxito del estilo japonés en interiorismo?


¿Por qué el estilo japonés es tan popular para el diseño de Interiores?

 

El diseño de interior japonés, tradicional o contemporáneo, ha sido, es, y parece que seguirá siendo, una fuente de inspiración para arquitectos e interioristas de todo el mundo, y tiene una aceptación popular creciente.

Existen sólidas razones para ello.

La tradición japonesa se ha basado en cualidades muy sólidas, que, al mismo tiempo, se han adaptado al gusto y al modo de vida moderno sin dificultades: el amor y el respeto por la naturaleza, el minimalismo como actitud, el gusto por lo artesano y el “lujo culto” podría ser algunas de ellas.

 

La mentalidad japonesa, acostumbrada a la creación de entornos domésticos reducidos, de atmósfera zen, “filosóficamente” acogedores, como refugio al día a día frenético en el trabajo y en la calle, se ha extendido al mundo occidental sin problemas aparentes. La sabia adaptación de este concepto de “elegancia sostenible” a viviendas y espacios reducidos modernos también ha llegado a occidente, impulsada por una civilización industrial avanzada, tecnológica y basada en el diseño de calidad

 

El estrés del mundo laboral, y la misma configuración física de la vida urbana, los transportes, la tecnología, y la vorágine de las comunicaciones, han ido generando estilos de vida agitados, convulsos, contra los que un entorno doméstico cálido, natural y contenido resulta una fuerte defensa. Nuestro hogar tiende a ser cómodo, simple, calmante, contemplativo…cualidades que se encuentran como básicas en el estilo japonés (el principio “Dan-sha-ri”). La actitud más ecológica, más sostenible y defensora de la naturaleza, que crece sin parar en occidente, casa con estos principios a la perfección.

 

Una tendencia perfectamente consolidada en occidente es la de vivir en espacios más reducidos: facilidad de mantenimiento, movilidad laboral, cambios más frecuentes en la estructura familiar al largo de nuestra vida, envejecimiento de la población, desconfianza en la estabilidad de la economía…

El “minimalismo cálido” japonés se adapta a estos espacios más espartanos con flexibilidad y sabiduría. Una de las claves de este minimalismo es el respeto por los materiales naturales y los trabajos artesanos, que introducen directamente la naturaleza y la sostenibilidad a los hogares.

 

La dimensión social del baño en Japón, con sus legendarios balnearios y casas de baños, han revitalizado, por ejemplo, la importancia de las bañeras, del espacio de relax íntimo, en las casas occidentales, que habían relegado tradicionalmente los baños a espacios secundarios; ya no es tan difícil encontrar bañeras abiertas integradas en los dormitorios, o el uso de la madera en lavabos, duchas o tinas.

 

Con la introducción del budismo en Japón desde China, el arte de la meditación se convirtió en parte indisoluble de su cultura; sus antiguas ceremonias del té, su gastronomía “estética” i saludable, los meditativos jardines japoneses naturales, e incluso las artes marciales, tienen una forma de meditación intrínseca. La mentalidad zen, el yoga, la meditación… se han introducido en occidente de manera irreversible, y con ellos, los espacios y los elementos de mobiliario japonés.

Piedras rústicas, pizarras, aplicaciones del bambú, suelos y revestimientos de madera artesana, elementos florales pequeños y elaborados, bonsáis, separadores textiles, correderas ligeras, tinas de madera, cáñamo, sedas, vajillas de porcelana rústica, madera lacada…son elementos desarrollados durante generaciones en Japón y que se incorporan a nuestro estilo de vida sin dificultad.

Los hogares japoneses, como los nuestros cada día más, pueden ser pequeños, pero la sencillez minimalista de su diseño permite que uno se sienta relajado, aislado del día a día, liberado del desorden mental.

 

¿Te gusta el estilo japonés?

 

barcelona arquietecto