barcelona arquitectos

barcelonarquitectos

Un diseñador de muebles poco conocido : Paul Tuttle
02-06-2014

Fuerza creativa

 

Paul Tuttle no aparece en los titulares, junto a Charles Eames o Pierre Koenig, sobre grandes diseñadores de los años 50 o 60 en la “Generación de Los Angeles”, pero debería. Él creó los elegantes interiores, con todos los muebles diseñados a medida, de muchas de las modernísimas casas de esa dorada época en California, como la Casa en Pasadena de 1952 del  arquitecto Thornton Ladd.

 

Fue cartógrafo de la Fuerza Aérea norteamericana en la India y en 1949 participó en la “Comuna” Taliesin de Frank Lloyd Wright en Arizona. Hombre poco hecho a las normas, presentaba trabajos en la Escuela Arte de Los Ángeles sin ser alumno oficialmente, lo que le supuso una agria expulsión; sin embargo, el profesor que tuvo que rechazarlo quedó impresionado por su capacidad, y en unas semanas le ofreció un puesto en su oficina. Aunque no permaneció mucho tempo allí, supuso un impulso profesional que ya no dejó nunca más, hasta su muerte a los 84 años. Ejerció como arquitecto en el diseño de cinco casas en Santa Bárbara y fue un muy prolífico creador (aunque su carrera sufrió muchos altibajos), con más de 200 diseños registrados, de mobiliario de todo tipo, muchos de ellos acreedores de importantes premios, y revisitó y reinterpretó sus diseños a menudo.

 

Los diseños de Tuttle tienen diversos trazos distintivos. El más llamativo es la ironía y cierta alegría en las líneas; aunque no olvida en ningún momento la funcionalidad en sus piezas, se destila cierta extravagancia, cierto gusto por el juego, que hace sus diseños irrepetibles. Otra característica es la fascinación por la estructura, por el funcionamiento estructural de sus piezas; Turttle busca la expresividad del funcionamiento de las partes, exagerando los nudos y los encuentros, buscando una fuerte expresión en los detalles. La silla Z, por ejemplo, de 1964, una de las más famosas, sostiene el asiento en voladizo integralmente, con una estructura de acero inoxidable, formando tijera, y dejando de manifiesto voluntariamente las uniones; el asiento y el respaldo se suspenden en forma de hamaca de esta estructura.

 

Una auténtica fuerza creativa

 

 


Hans Wegner: el centenario de un genio
04-06-2014

Diseño de arquitecto con mayúsculas

 

En un post de Septiembre de 2013 ya os hablamos de una de nuestras sillas preferidas: el modelo CH07, de Hans Wegner, diseñador y arquitecto danés, colaborador de Arne Jacobsen antes de crear su propia oficina de arquitectura y diseño, en la que se mantuvo activo hasta su muerte.

Sus muebles se nos aparecen como el fruto del trabajo de un maestro carpintero: juntas perfectamente acabadas, superficies orgánicas, formas y detalles exquisitos… Se reconocen de inmediato su profundo respeto por la madera, su radical enfoque pragmático del diseño, y una curiosidad eterna sobre las posibilidades de los materiales. A propósito de su trabajo se dijo en una ocasión que “la mayor libertad proviene del rigor más severo”.

 

Con motivo del actual centenario de su nacimiento, la marca de muebles PP Mobler ha relanzado una colección seleccionada de algunos desus diseños, que nunca llegaron a la producción en serie ( de los más de 500 modelos de sillas que se le reconocen) o se produjeron muy limitadamente; un oportunidad, pues, de volver a descubrir el diseño de mobiliario de las más alto nivel de la historia, apto para cualquier proyecto de arquitectura e interiorismo por su atemporalidad y calidad. La empresa oficializó este homenaje a principios de año con una presentación formal en Milán, durante la Semana del Diseño 2014, que se volverá a mostrar en la Paris Design Week 2014 del próximo septiembre.

 

Uno de los modelos relanzados, la silla “presidente” (bautizada así por el mercado americano), con asiento de mimbre y respaldo de madera forrado con el mismo material, supuso una auténtica revolución mediática porque llamó definitivamente la atención de la todopoderosa industria americana del mueble sobre el diseño danés cuando se usaron en el debate electoral de 1960 entre Kennedy y Nixon.

 

"Muchos extranjeros me han preguntado cómo creamos el estilo danés. Siempre contesto que fue más bien un proceso continuo de purificación, y para mí de simplificación, para reducir a los elementos más simples posibles cualquier objeto"

 

"No existe la silla. La buena silla es una tarea que nunca estará completamente terminada."

 

 

 


Interiorismo y Muebles del Movimiento Moderno en Brasil
10-06-2014

Recientemente nos hemos topado con los diseños de Carlo Hauner (1927-1997) y Martin Eisler (1913-1977), desconocidos para nosotros hasta este momento, en el que hemos descubierto unos muebles muy bellos y personales. Desarrollaron su carrera profesional dentro del movimiento moderno en Sudamérica, crearon la prestigiosa firma de muebles brasileña Forma, aunque su trabajo se expandió durante tres décadas a muchos países americanos.

 

Hauner nació en Brescia, estudió diseño en Milán y emigró al Brasil tras la guerra; en los setenta dejó su actividad para retirarse  y dedicarse a la pintura, a la escultura y a la elaboración de vino. Eisler era vienés y arquitecto  (una mezcla muy especial), y se trasladó a Buenos Aires en 1938. Junto con E.J: Wolf fundaron Forma en Brasil, aunque también tuvo sede en Argentina.

Los anuncios de las principales revistas de diseño de la época, como Domus, muestran la producción de Forma como una selección de muebles, cerámica y textiles en los que la combinación de materiales y formas orgánicas ejemplifican el elegante y accesible ideal del movimiento moderno : funcionalismo y humanismo. Algunos diseños combinan la elegancia de la obra de Charles y Ray Eames con la terrenalidad sofisticada de Frank Lloyd Wright.

Destacan las líneas elegantes, las curvas exquisitas y los acabados de primera calidad, para unos diseños a la vez rompedores y cálidos. Utilizaron, por razones evidentes, muchas maderas exóticas locales como la jacaranda, la teca y la civiona, pero también experimentaron con madera lacada (en negro casi siempre), vidrio, bronce o caña, lo que acaba otorgando cierto aire étnico a sus piezas.

 

Aunque ciertamente desconocidos para el gran público, actualmente sus piezas originales se cotizan en las subastas con números de cuatro cifras. Arquitectos, interioristas y diseñadores de todo el mundo admiran estas piezas, y las incorpporan en la medida de lo posible en proyectos arquitectónicos de todo tipo, aunque suelen considerarse piezas exclusivas, para proyectos muy selectos.

 

En el siguiente enlace podréis apreciar una amplia colección, y resulta difícil escoger cuál nos llevaríamos a casa:

 

http://www.pinterest.com/search/pins/?q=carlo%20hauner

 

 

 


Interiorismo: El estilo escandinavo
16-06-2014

La influencia internacional en arquitectura y decoración de la escuela de arquitectos escandinavos a partir de la década de los 30/40 es difícilmente mesurable. Alvar Aalto, Arne Jacobsen, E.Gunnar Asplund… (por mencionar sólo algunos), son considerados maestros de la arquitectura, y su huella es imborrable para generaciones de profesionales. De sus ideas arquitectónicas, provenientes de la mezcla de los ideales del movimiento  moderno con el amor por lo sencillo y lo tradicional, ha resultado una tendencia eterna, un auténtico estilo reconocible en múltiples variantes, y que ha recibido infinidad de nombres, a veces a merced de las corrientes comerciales: estilo nórdico, arquitectura orgánica, estilo escandinavo

 

¿Qué características comunes tienen los espacios asociados a este estilo, que puedan definirse como sus trazos básicos? Vamos a intentar un somero análisis.

 

Los países escandinavos (nosotros añadiríamos Holanda) se enfrentan a un clima de bajas temperaturas, pocas horas de sol, a unos recursos escasos, dificultades de comunicación durante gran parte del año, una muy baja densidad de población… y estas circunstancias se traducen en un amor por los interiores, que tienen una calidez ambiental radical y un máximo aprovechamiento de la claridad de la luz. La necesidad de estar muchas horas dentro de casa motiva esa prioridad tan característica que lleva a la comodidad y la sencillez.  La mentalidad nórdica tradicional se caracteriza por la defensa de su paisaje como valor nacional, y una comunión con su entorno natural muy arraigada, lo que les lleva a incorporar materiales naturales a los interiores y fachadas, con un amor por lo reciclado y lo sostenible que les ha hecho pioneros en estos campos.

 

Telegráficamente:

1.- El uso del color blanco o los colores claros. Sólo se usan colores vivos como elementos de contraste

2.- Materiales naturales, que expresen su naturaleza en color y textura, sobretodo la presencia de la madera en tono y textura natural, cueros, tejidos de lino o algodón, piedra…Suelos de madera clara. Cerámicos y vidrios rústicos.

3.-Control del número de elementos de mobiliario, radicalmente seleccionados por funcionalidad y la calidad en su diseño.

4.- Reciclaje de mobiliario, mezcla de antigüedades (muebles heredados) y muebles modernos. Mezcla de estilos.

5.- Reducción y simplicidad. Austeridad en la decoración, huyendo de lo superfluo o accesorio.

6.- Las estufas o chimeneas como elementos protagonistas.

7.- Informalidad en la decoración. Un cierto carácter “naif” que huye de formalidades y ostentaciones.

8.- Ventanales grandes, techos altos y espacios amplios, limpios y despejados.

9.- Muebles ligeros, bajos, que casi no tocan el suelo, cómodos y funcionales, y siempre seleccionados por calidad.

 




barcelona arquietecto