barcelona arquitectos

barcelonarquitectos

Butaca diseñada por arquitecto: Butaca Grasshopper (Eero Saarinen)
22-04-2014

Sin duda alguna éste es uno de nuestros diseños de mobiliario favoritos.

Quizás el diseño de butaca que os mostramos en esta ocasión no sea tan conocido o no se encuentre con tanta facilidad como otros ejemplos que os vamos mostrando en nuestro blog, pero, a nuestro modesto entender, es una de las butacas más hermosas del diseño contemporáneo, aunque no sea de las más exitosas o no se cuente entre los “superventas”.

Se trata de la butaca Grasshopper (literalmente “Saltamontes”), del arquitecto norteamericano de origen finlandés Eero Saarinen, de quien ya hemos mostrado otras piezas en nuestro blog, como la silla Tulip (ver nuestro post de diciembre de 2013).

A parte de la elocuente referencia de su nombre, en pocas ocasiones puede encontrarse una mezcla tan brillante de solidez y ligereza en una pieza que destila dinamismo y al mismo tiempo estabilidad. Los brazos, de madera laminada (al mejor estilo finlandés), se curvan convirtiéndose en patas sin solución de continuidad, de una sola pieza, y consiguiendo la adaptación del asiento y de los brazos a la ergonomía de una butaca que es extraordinariamente cómoda. El asiento, de una sola pieza, se adapta mediante elegantes curvados al cuerpo.

La separación en elementos funcionales distintos, con acabados adaptados a cada función, y al mismo tiempo su concisión, la hacen un elemento muy atractivo, capaz de adaptarse a cualquier estilo de decoración y cualquier espacio. Existe un diseño de taburete complementario, para descanso de las piernas, diseñado al mismo tiempo.

No dejéis en reparar en que se trata de un diseño de 1946, nada más y nada menos, a pesar de su rabiosa modernidad. Fue el primer diseño de Saarinen para la firma Knoll, que la produjo hasta 1965. Sin embargo, pueden encontrase sin dificultad múltiples versiones, con diferentes variantes  de tapicerías y acabados de madera, y, por lo tanto, podemos adaptarla a todo tipo de espacios.

¿No estáis de acuerdo?

contacto@barcelonarquitectos.com

 


Diseño para arquitectos: Reclining chair, de Robin Day, 1952
22-04-2014

Sólo para amantes del buen diseño.

 

Robin Day (1915-2010) y su esposa Lucienne (1917-2010), un gran creador de mobiliario  y una relevante diseñadora textil, revolucionaron el mundo del diseño británico posterior a la segunda gran guerra, investigando en la fabricación de muebles de bajo coste y en las nuevas posibilidades en el diseño textil, respectivamente. Como pareja de diseñadores, serán comparados con el matrimonio estadounidense s Eames, de quienes hemos hablado ya en nuestro blog, sin embargo, a diferencia de aquellos, sus trayectorias profesionales fueron independientes, aunque mutuamente influenciadas.

 

Tras la guerra, triunfó en Gran Bretaña cierta euforia creativa, basada en la confianza en la modernidad para mejorar la vida cotidiana de las personas, tras una período tan negro, y aunque sus carreras se retrasaron por el conflicto, sus diseños siempre destilaron una seguridad y madurez envidiables.

 

Los primeros éxitos de Robin y sus espléndidas aplicaciones de la madera laminada y las piezas tubulares de hierro le otorgaron la proyección necesaria para que un fabricante británico, Hille, muy interesado en modernizar su anticuada colección y su cadena de producción, se fijara en él y le diera el soporte industrial y comercial a sus creaciones futuras. De esta colaboración surgieron diseños que ahora se han convertido en clásicos para todo tipo de arquitectos e interioristas, en los que la ligereza se desarrolló como elemento expresivo, como distintivo de modernidad y como filosofía productiva, en busca del control del coste y de su industrialización. En 1955, el diseñador manifestó a un periodista que “en las pequeñas salas de las viviendas de hoy, el usuario necesita poder ver por encima y por debajo de los muebles”.

 

La economía de elementos y materiales, consecuencia también del período de retracción económica de posguerra, se tornaron bazas de diseño, y quizás sea una de las claves de su atemporalidad.

 

De entre la gran cantidad de diseños de R.Day, muchos de los cuales se han convertido en clásicos, destacamos hoy la butaca “Reclinig Chair”, que reúne todas las mejores características de este creador. Uso de pocos materiales (y todos ajustados a su función): madera para los reposa-manos (que se convierten en pequeñas mesillas), tubulares doblados y pintados para los brazos/patas y un solo elemento, separado del suelo, tapizado por todos sus lados, para el asiento, con el único añadido de un cojín del mismo material, regulable para su mejor adaptación ergonómica.

 

La butaca apenas parece reposar en el suelo en 4 puntos muy reducidos. Es patente el “sentido común” inherente al este gran diseño, aplicando las leyes de la estática, la comodidad y de la fabricación en su justo punto, desechando cualquier flirteo formalista.


Diseño de arquitecto: Sillón Serpentone
28-04-2014

Solo para los muy atrevidos, o para fanáticos de los 60-70.

Los diseños de Cini Boeri (sobrenombre de Maria Cristina Mariani Dameno), de finales de los 60 y principios de los 70 se convirtieron rápidamente en clásicos del diseño, y concentraron las corrientes de libertad y rupturismo propias de estas décadas, y que fueron especialmente creativas en Italia. Nacida en Milán en 1924 , Boeri estudió en el Politécnico de Milán, y en 1951 y comenzó una larga cooperación profesional con Marco Zanuso , fundador de la firma de mobiliario Arflex. Creó su propio estudio en 1963, concentrando su actividad en los campos de la arquitectura civil y el diseño industrial. Numerosos proyectos de casas unifamiliares, apartamentos, oficinas y también edificios públicos, avalan una trayectoria muy solvente y laureada, incluyendo una reconocida labor docente. En 1967, su diseño “Bobo Divano” fue producido por Arflex y se convirtió en el primer asiento mono-bloque de espuma de poliuretano sin estructura interna.

En 1971 diseñó el Sofà Serpentone , fabricado en secciones delgadas de espuma de poliuretano articulado alrededor de un núcleo central flexible , permitiendo un asiento de longitud ilimitada y diseño sinuoso. Este diseño abrió nuevos caminos con una original concepción de la integración del mobiliario en espacios de todo tipo, desde domésticos hasta representativos, incluso en espacios exteriores. Una concepción de la funcionalidad como juego irreverente, un indisimulado sentido del humor y de la libertad, despreciando lo establecido casi con insolencia, rompiendo cualquier arquetipo, han hecho de este diseño, y otros de la misma autora, una auténtica referencia, aunque no haya llegado a tener la repercusión de otros diseños clásicos, y pese a su obvia y rotunda fuerza formal.

Muchos de los diseños de Boeri fueron producidos por la empresa italiana Gavina , y en 1968 Knoll comenzó a producir algunos de ellos, como la mesa Lunario. Boeri investigó en los diseños de cristal para el hogar (¿recordáis los vasos en que bebía Harrison Ford en “Blade Runner”?).

Os adjunto un interesante video ilustrativo, en italiano, http://www.ultrafragola.tv/it/03280/123/page.html

 

  




barcelona arquietecto