?> arquitecto barcelona
barcelona arquitectos

barcelonarquitectos

Lampara de Arquitecto. Coderch Disa



Una lámpara de arquitecto convertida en clásico.

La lámpara Coderch o lámpara Disa fue diseñada en 1957 por el prestigioso arquitecto barcelonés José Anonio Coderch de Sentmenat (1913-1984), de trayectoria mundialmente reconocida.

 

Su principio constructivo y su funcionalidad forman una simbiosis difícil de disolver. Doce finas láminas de madera natural se atrapan mediante un par de aros en dos círculos concéntricos y en dos tamaños diferentes, de manera que la lámpara (en el centro de la “calabaza” así formada) nunca puede verse directamente, pero la luz emitida se refleja en las superficies curvas y atraviesa los espacios vacíos; la luz se desliza por las superficies de madera, adoptando su calidez, y bañando el entorno inmediato con una iluminación cálida e indirecta. La vista del espectador “atraviesa” la lámpara confiriendo toda su ligereza, aunque esté realizada con materiales opacos. El cable eléctrico hace las funciones de suspensión y los aros se separan mediante tres ligeras varillas invisibles. La pantalla oculta la bombilla deslumbrante y facilita el juego de reflexiones necesario para difuminar y tamizar la luz emitida.

 

Esta concepción de la pantalla como una celosía, como una persiana alrededor de la luz, nos remite a la propia arquitectura de este genial arquitecto, tan arraigada en lo sistemas constructivos tradicionales. La espartana sencillez de esta lámpara no es más que una extensión de la propia arquitectura “coderchiana”.

La lámpara se servía desmontada (algo no demasiado habitual por entonces), descompuesta en todos sus elementos, y se invitaba al comprador a su montaje, en un proceso sencillísimo (casi sin herramientas, ni tornillos…), haciéndole participar en su composición y concepción.

Se fabricó también una versión en que las láminas de madera se cambiaron por metacrilato blanco translúcido, resultando algo más pesada y sin la calidez de la original, pero con una luminosidad más intensa.

La lámpara Disa fue premiada con el Delta de Oro ADI/FAD en 1962

 

 

 

 

“El problema esencial para nosotros era el proyecto de una lámpara de luz ambiente. Una vez realizada, se vió que la luz que producía daba intimidad y se parecía a la del fuego de una chimenea" (José Antonio Coderch).

barcelona arquietecto