?> arquitecto barcelona
barcelona arquitectos

barcelonarquitectos

Interiorismo El estilo escandinavo



La influencia internacional en arquitectura y decoración de la escuela de arquitectos escandinavos a partir de la década de los 30/40 es difícilmente mesurable. Alvar Aalto, Arne Jacobsen, E.Gunnar Asplund… (por mencionar sólo algunos), son considerados maestros de la arquitectura, y su huella es imborrable para generaciones de profesionales. De sus ideas arquitectónicas, provenientes de la mezcla de los ideales del movimiento  moderno con el amor por lo sencillo y lo tradicional, ha resultado una tendencia eterna, un auténtico estilo reconocible en múltiples variantes, y que ha recibido infinidad de nombres, a veces a merced de las corrientes comerciales: estilo nórdico, arquitectura orgánica, estilo escandinavo

 

¿Qué características comunes tienen los espacios asociados a este estilo, que puedan definirse como sus trazos básicos? Vamos a intentar un somero análisis.

 

Los países escandinavos (nosotros añadiríamos Holanda) se enfrentan a un clima de bajas temperaturas, pocas horas de sol, a unos recursos escasos, dificultades de comunicación durante gran parte del año, una muy baja densidad de población… y estas circunstancias se traducen en un amor por los interiores, que tienen una calidez ambiental radical y un máximo aprovechamiento de la claridad de la luz. La necesidad de estar muchas horas dentro de casa motiva esa prioridad tan característica que lleva a la comodidad y la sencillez.  La mentalidad nórdica tradicional se caracteriza por la defensa de su paisaje como valor nacional, y una comunión con su entorno natural muy arraigada, lo que les lleva a incorporar materiales naturales a los interiores y fachadas, con un amor por lo reciclado y lo sostenible que les ha hecho pioneros en estos campos.

 

Telegráficamente:

1.- El uso del color blanco o los colores claros. Sólo se usan colores vivos como elementos de contraste

2.- Materiales naturales, que expresen su naturaleza en color y textura, sobretodo la presencia de la madera en tono y textura natural, cueros, tejidos de lino o algodón, piedra…Suelos de madera clara. Cerámicos y vidrios rústicos.

3.-Control del número de elementos de mobiliario, radicalmente seleccionados por funcionalidad y la calidad en su diseño.

4.- Reciclaje de mobiliario, mezcla de antigüedades (muebles heredados) y muebles modernos. Mezcla de estilos.

5.- Reducción y simplicidad. Austeridad en la decoración, huyendo de lo superfluo o accesorio.

6.- Las estufas o chimeneas como elementos protagonistas.

7.- Informalidad en la decoración. Un cierto carácter “naif” que huye de formalidades y ostentaciones.

8.- Ventanales grandes, techos altos y espacios amplios, limpios y despejados.

9.- Muebles ligeros, bajos, que casi no tocan el suelo, cómodos y funcionales, y siempre seleccionados por calidad.

 

barcelona arquietecto