?> arquitecto barcelona
barcelona arquitectos

barcelonarquitectos

Sabes ahorrar electricidad



Te damos algunos consejos sencillos; comprueba si cumples más de la mitad y si apruebas como ahorrador de energía eléctrica.

No hace falta decir que ahorrar electricidad es beneficioso para nuestros bolsillos, pero la humanidad se enfrenta a un ejercicio colectivo de responsabilidad para con su entorno más inmediato y también para el planeta entero, que ineludiblemente debe afrontar cuanto antes. Ahorrar electricidad en nuestra vivienda no solo es un ahorro en la factura sino que tiene una acción positiva directa en la reducción de los gases invernadero o en la evolución del cambio climático. Ahorro y conciencia.

Arquitectos y profesionales de la edificación de todo tipo incorporan, a veces empujados por la normativa y en ocasiones en ejercicio de su responsabilidad profesional (y no siempre resulta fácil) cada día más medidas de eficiencia energética en las instalaciones técnicas de los edificios; sin embargo estas medidas a menudo resultan inversiones costosas, sujetas a retorno por amortización a medio o largo plazo, y sin un comportamiento responsable de los usuarios, los beneficios añadidos no llegan.

Cualquier despacho de arquitectura, más allá de sus proyectos técnicos o de los manuales de mantenimiento que redactan en el proceso de construcción de edificios (en especial en rehabilitaciones y reformas), puede aconsejarnos como mejorar la eficiencia energética de nuestra casa o nuestro proyecto de casa, pero finalmente, es el uso y la responsabilidad que usted ejerza la que hará reales estos beneficios. Se trata más de una cuestión de comportamiento y mantenimiento, que de diseño arquitectónico.

 

15 consejos absolutamente asequibles:

01-  Emplear siempre focos y lámparas de bajo consumo. Pueden ahorrar hasta un 75% de energía, lo que supone una amortización rápida y directa de su coste. Seamos exigentes con las cualidades energéticas de las lámparas, más allá de sus cualidades de diseño o interiorismo.

02-  Apagar siempre la luz de las habitaciones que dejamos vacías. En proyectos de espacios públicos, por poner un ejemplo, los arquitectos prescriben desde hace tiempo detectores de presencia que encienden y apagan las luces de determinados espacios (los lavabos por ejemplo) para que no estén iluminados mientras no se usan. El volumen del ahorro, es enorme.

03-  La luz natural es de mejor calidad y es gratuita (¿no lo sabías?). Abrir siempre que se pueda las cortinas o las persianas, acercar los lugares de trabajo a la luz, orientar las mesas o las encimeras de manera que no nos hagamos sombra con nuestro propio cuerpo. Escojamos bien los cerramientos de las ventanas, no ceguemos las superficies de cristal. Nunca deberíamos tener una luz encendida en un espacio con suficiente luz natural

04-  Fijar el termostato de la calefacción a 20ºC ; seamos sinceros, no es incómodo llevar un jersey ligero para estar por casa. Cada grado por encima de esos 20º representa un 7% más de consumo energético. En el caso del aire acondicionado, esta influencia es exponencialmente mayor. Es importante adaptar nuestra manera de vestir a la época del año también dentro de casa.

05-  Usar la lavadora y el lavavajillas racionalmente, y siempre llenos . El ahorro de electricidad es muy grande (estos electrodomésticos calientan el agua mediante resistencias eléctricas), y, además, ahorraremos agua, otro bien escaso.

06-  Es sano y responsable conocer los alimentos de temporada y adaptarse a las estaciones en nuestra alimentación. Las frutas o verduras exóticas o fuera de temporada, o los alimentos que provienen de lejos de nuestro entorno inmediato, conllevan un esfuerzo energéticos en transporte y refrigeración muy relevantes.

07-   Debemos descongelar el refrigerador con cierta frecuencia, la escarcha crea una capa aislante sobre las paredes del aparato que acarrean hasta un 20% de consumo eléctrico extra.

08-   Los frigoríficos de menos de 10 años de antigüedad consumen una tercera parte de la energía eléctrica. La diferencia de coste se amortiza en meses.

09-  Una puerta de nevera o congelador abierta es una pérdida de frío que el electrodoméstico debe compensar consumiendo energía eléctrica. No mantener abiertas las puertas innecesariamente. Algunos frigoríficos van dotados de alarma de cierre. Comprobemos que las gomas están en buen estado y que cierran herméticamente.

10-  Un ordenador en posición de espera solo consume un 30% menos que si está en servicio. Apaguémoslo si no está en uso. Lo mismo ocurre con los televisores, aún en estado de espera, es mejor apagarlos completamente.

11-  Los cargadores de teléfonos, y otros pequeños aparatos deben retirarse del enchufe si no están en servicio, puesto que siguen consumiendo. Si contabilizáis cuantos cargadores conectamos en nuestra casa al día, veréis que su consumo es relevante.

12-  Las planchas o las cafeteras obtienen calor de resistencias eléctricas. Debemos racionalizar su uso.

13-  Las estufas eléctricas consumen, en particular si no se controla su uso, mucha energía eléctrica. Es mejor sustituirlas por estufas de gas si su uso es prolongado.

14-  Debemos conocer las características de los apartaos eléctricos de nuestro hogar; lee los manuales; desde hace años muchos de ellos llevan incorporados dispositivos o elementos de ahorro que no usamos simplemente por ignorancia.

15-  Muchos de estos criterios pueden y deben exportarse a nuestros lugares de trabajo, hasta donde nuestra contribución personal e individual alcanza.

 

Es tarea de arquitectos e ingenierías diseñar y proponer edificios sostenibles, priorizar sistemas de ahorro energético, prescribir aislamientos eficaces, aplicar criterios de sostenibilidad pasivos (orientaciones de las fachadas, ventilaciones cruzadas, protección solar con sombras fijas y/o retirables, uso de colores claros u oscuros en busca de refeljo o absorción del calor, disposición adecuada cámaras de aire, y también, claro está, instalaciones de energía alternativa (placas solares, ventiladores eólicos, energía geotérmica, micro-generación…) pero, como usuarios, tenemos nuestra propia responsabilidad. No lo olvidemos.

 

¿Apruebas como economizador?

 

 

barcelona arquietecto